Presentación de la Fundación San Cándido

La Fundación San Cándido tiene personalidad jurídica propia, y plena capacidad para obrar, pudiendo realizar, en consecuencia, todos aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad para lo que ha sido creada, con sujeción a lo establecido en el Ordenamiento Jurídico.

La Fundación se rige por la voluntad de la fundadora, por las normas y disposiciones que, en interpretación y desarrollo de los mismos, establezca el Patronato y, en todo caso, por las disposiciones legales vigentes.